PATRIMONIO  MONUMENTOS  MUSEOS  EXPOSICIONES  TEATRO

 
bs471_468x60

EXPOSICIONES

Públicas

Privadas

Galerías y Otros

Novedades

Ultimas días

 

MUSEOS

Públicos

Privados

 

PATRIMONIO

Iglesias

Monasterios

Palacios y casas

Edificios civiles

 

MONUMENTOS

Fuentes

Estatuas

Personajes

 

TEATRO

Cartelera

 

 

IGLESIA DE LA PASIÓN

 

Una ocasión única que nos acerca a una faceta menos conocida de Coco Chanel. Más allá de su genial labor como diseñadora de moda y como revolucionaria de las tendencias estéticas existe un aspecto cuya importancia es indiscutible y que le relaciona directamente con el desarrollo de las vanguardias del siglo XX. No sólo fue mecenas, sino también musa y, lo que es más importante aún, se convirtió en un personaje clave para cambiar lo formalmente establecido hasta entonces, trascendiendo las fronteras de la moda.

El principal objetivo de esta exposición es que el público pueda empaparse del espíritu de Coco Chanel, ya que no sólo podrá ver fotografías personales suyas, sino que además se encontrará rodeado de las obras de los artistas con los que la gran diseñadora compartió pasiones y gustos en el París del siglo pasado. No olvidemos que las primeras décadas del siglo XX destacan por ser las más revolucionarias de la Historia del Arte. De hecho, los movimientos que se produjeron en la primera mitad de esa centuria fueron decisivos en todas las disciplinas. Durante años, el cubismo invadía no solo los estudios de los pintores y escultores a través de sus creaciones, sino que influía en otras esferas como la moda o la arquitectura.

En cierta ocasión Coco Chanel dijo: “Los artistas me enseñaron el rigor.” Coco Chanel logró marcar una época, pues su pasión por el cambio le llevó a luchar contra los cánones instaurados para introducir las pautas de la modernidad empapada por las vanguardias artísticas en las que participó.

Fue una de las modistas más prolíficas de la historia y una de las más innovadoras. Produjo una ruptura con la opulenta y poco práctica elegancia de la Belle Époque y creó una línea de ropa informal, sencilla y cómoda.

Ella misma sentenció que "para ser irremplazable, uno debe buscar siempre ser diferente" y hoy podemos afirmar que consiguió ser única y que aun décadas después de su muerte sigue siendo irremplazable en el Olimpo de los dioses de la creación.


 

 

© 2001-2017, prohibida su reproducción sin permiso...
email de Contacto

[Inicio] [Ocio] [Cultura] [La Opinión] [Clasificados] web desarrollada por dyp gotti S.L